Recientemente, un grupo de estudiantes destacados de dos prestigiosas universidades suizas ha llevado a cabo una proeza sorprendente, un logro que redefine lo que pensábamos posible en el ámbito de los vehículos eléctricos.

El Sorprendente Nuevo Récord

En las instalaciones del Parque de Innovación de Suiza, ubicado en Duebendorf, estos jóvenes innovadores presentaron al mundo el “Mythen”, un vehículo que ha conseguido un hito sin precedentes.

En menos de un segundo, para ser exactos 0,956 segundos, este auto eléctrico alcanzó una velocidad de 100 km/h. Pero lo que es aún más asombroso es que esta hazaña se llevó a cabo en una pista de apenas 12.3 metros.

Este logro no solo es admirable, sino que rompe con el anterior récord mundial por un margen significativo. Para ponerlo en perspectiva, el récord previo se estableció en septiembre de 2022 y estaba fijado en 1.461 segundos por un equipo de la Universidad de Stuttgart.

El Equipo Detrás de la Maravilla

El proyecto, sin duda, fue un desafío monumental. Yann Bernard, el encargado del motor de AMZ, compartió su experiencia: «Trabajar en el proyecto además de mis estudios fue muy intenso.

No obstante, la colaboración con otros estudiantes y la aplicación práctica de nuestros conocimientos teóricos fue enriquecedora. Y, evidentemente, ser parte de un récord mundial es una experiencia inolvidable.»

Dario Messerli, encargado de la aerodinámica de AMZ, nos recuerda que hay más que solo potencia en juego. «Para establecer un récord de aceleración, no basta con tener un motor potente.

Es esencial poder transferir esa potencia al suelo.» Para ello, recurrieron a una solución ingeniosa: en lugar de confiar únicamente en la aerodinámica convencional, el equipo desarrolló una especie de sistema de succión que ancla el vehículo al suelo desde el momento de la arrancada.


La combinación de ingenio, dedicación y pasión de estos estudiantes suizos ha llevado a la creación de un vehículo eléctrico que redefine los límites de la aceleración.

Su hazaña no solo es un testimonio de la innovación en la industria automotriz, sino también una inspiración para futuros ingenieros y entusiastas del motor. En un mundo en constante cambio, es emocionante ver hasta dónde puede llegar la pasión por la innovación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *