Aún se siente el calor, el clima es agradable y el deseo de zambullirse en una piscina de olas o deslizarse por un tobogán que gira mientras se está recostado en un flotador es constante. A continuación, encontrarás toda la información para disfrutar de estas aventuras.

Una excursión maravillosa para los días cálidos, perfecta para compartir con la familia. Los toboganes de gran tamaño y las áreas de juegos acuáticos ofrecen una tentadora propuesta veraniega, accesible en coche, tren o autobús. Estos son los lugares más destacados.

Parque Municipal Las Acollaradas

Situado a 307 km de Buenos Aires, a lo largo de la Ruta 205 en San Carlos de Bolívar, este encantador parque acuático y recreativo abre los fines de semana y días festivos para personas de todas las edades. Con más de 50 hectáreas de exuberante vegetación, el parque se destaca por una hermosa glorieta junto a una laguna, accesible a través de un antiguo puente colgante, ideal para disfrutar de puestas de sol tranquilas.

“El circuito alrededor del lago fue recientemente renovado, lo que lo convirtió en el escenario de varias competiciones como ciclismo, patinaje y carreras a pie, así como actividades recreativas, culturales y de salud gratuitas”, comentó Emiliano Leonetti, de la Secretaría de Turismo de Bolívar.

El lugar ofrece una pista de atletismo, áreas para asar, hornos de barro, food trucks, una biblioteca, un espacio cultural y un parque acuático, todo en un mismo sitio.

La zona de juegos acuáticos cuenta con setas gigantes, palmeras, un trepador y una piscina con un tobogán de tres colores: azul, amarillo y rojo, ofreciendo variedad para todos los gustos. “El parque está equipado con diversos servicios como sanitarios públicos, un pequeño mercado y un circuito para bicicletas de montaña, con bicicletas disponibles gratuitamente en la Dirección de Turismo local”, añadió Leonetti.

Aquasol

Ubicado en el kilómetro 386 de la Autovía 2, a tan solo 15 minutos de Mar del Plata, este lugar ofrece una experiencia completa e innovadora con más de 34 años en el ámbito de las atracciones acuáticas.

“Tras su reapertura, el lema del parque es Qué lindo es poder volver, ya que el proyecto nació de la nostalgia. Así fue como contribuí a que este lugar, que frecuentaba desde niño, pudiera reabrir sus puertas tras la pandemia”, compartió Carlos Carpaneto, socio del emprendimiento. Diversos puntos del parque invitan tanto a la aventura como al descanso.

La piscina de olas y el Castillo Encantado brindan un entorno mágico y refrescante para los más jóvenes; los toboganes tubulares con giros y vueltas, algunos con luces y otros abiertos, generan emoción y vértigo para los de nivel intermedio; mientras que para aquellos en busca de una dosis extrema de adrenalina, hay experiencias que estimulan todos los sentidos.

El complejo incluye un área de comidas y un centro comercial, canchas de pádel, un sector exclusivo para picnics, alquiler de mesas, sombrillas y un solárium. Las personas que celebren su cumpleaños en febrero tienen acceso gratuito junto con un acompañante, presentando solo su documento de identidad. “Todos los juegos y espacios fueron completamente renovados para asegurar una experiencia memorable, haciendo de este lugar una parada obligatoria en Mar del Plata”, finalizó Carpaneto.

La opción ideal para una escapada de fin de semana en familia o con amigos en la provincia de Buenos Aires. Un verano lleno de opciones para todos los gustos y edades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *