El chaqueño Mariano Quirós, que vive actualmente en el barrio del laberinto, fue premiado por su novela “Una casa junto al Tragadero” por un jurado que eligió al ganador desde Madrid. Recibirá 18.000 euros y el prestigio que le otorga esta distinción.

Un amigo artista de Mariano Quirós, Luciano Acosta, tuvo que dejar la capital chaqueña, Resistencia, para mudarse a Colonia Benítez, un pueblo pegado al río Tragadero, que da origen a la novela premiada de Quirós: “Una casa junto al Tragadero”. Cuenta el flamante ganador que a su amigo lo angustiaba vivir en un pueblo en donde se oyera un único ruido, que era el de la naturaleza. Y detalló que el río tiene ese nombre justamente porque “traga” cosas. A partir de ello, Quirós armó la historia de “el mudo”, un hombre que habita en las afueras de la Colonia, un pueblo del norte argentino, junto a su perra, “la India”. El personaje había llegado desde Resistencia y empezó a habitar una misteriosa casa junto al río Tragadero. Solitario, no establecía casi relaciones, excepto con Insúa, el dueño de un almacén, que le cuenta distintas historias del río Tragadero y le enseña habilidades de supervivencia, como por ejemplo cazar monos. El escritor que ahora vive en Parque Chas, nacido en 1979, resultó ganador del Premio Tusquets de Novela 2017, entre 472 trabajos. Anteriormente, había publicado las novelas “Robles” (Primer Premio Bienal-CFI), “Torrente” (Premio Festival Iberoamericano de Nueva Narrativa), “Río Negro” (Premio “Laura Palmer no ha muerto”), “Tanto correr” (Premio Francisco Casavella) y “No llores, hombre duro” (Premio Festival Azabache y Premio Memorial Silverio Cañada, de la Semana Negra de Gijón).

 

Fuente: Voces de la Comuna 15

Leandro Marascio on Twitter
Leandro Marascio
Similar Posts