La Barrita
por Agustina Guido Carranza y Spano

La parrilla remodeló su carta, ambiente, y desde una perspectiva distinta estimula a que los clientes cambien sus hábitos de consumo, orientándose a unos más sanos y tradicionales.

Cuando Gustavo Lausi empezó con La Barrita –aunque había trabajado en rubros relacionados- ésta representó su primera experiencia gastronómica. Sin embargo, tenía ya la ventaja de haber nacido dentro de una familia de emprendedores, que lleva 50 años de exploración en este campo y que son los fundadores, entre muchos otros negocios, de The Embers.

Gustavo Lausi            Empezar con este negocio implicó para Gustavo, su dueño, no solo remontar un negocio que estaba venido abajo, sino también enfrentarse a hábitos de consumo que considera poco saludables. La parrilla anterior era de carácter libre, de lo cual, tanto él como su socio, son “bastante detractores”. Eso implicaba, señala Lausi, una docena de años en la cual se incentivó a la gente a que comiera mal: “Más allá de que por ahí se trabaje buena mercadería, se termina consumiendo papas fritas, agua con azúcar y mercadería que da la vuelta. Se trabaja a lo bonzo, se marcha por marchar y la gente termina comiendo hasta reventar”.

 

El cambio de paradigma implica que la gente pida su plato, se lo prepare especialmente para él y pueda acompañar la comida con un buen vino y compartir un postre. Para ello se cambió la carta y las formas, así los clientes se encuentran estimulados a ello. Porque así, señala Gustavo, es como le enseñaron y como le gusta: es “lo que hacían nuestro abuelos”.

Y La Barrita funciona como puntapié para dar lugar a esta idea, iniciar la comida desde ahí, sentarse con tranquilidad a tomar algo antes de la comida. Y ello representa para los dueños de la parrilla una gran satisfacción: “hoy en día una de las cosas de las cuales estamos orgullosos es que si ves a la gente consumir aquí, lo hacen como te digo. Se está empezando a comer bien de vuelta”.La Barrita

Antes de llegar a La Barrita, Gustavo pasó por muchos otros empleos que le hicieron tener una visión del trabajo y el emprendimiento que hoy puede aplicar en su parrilla. Hizo un master en gestión y dirección de empresas turísticas, estuvo en viajes corporativos muchos años trabajando en Canadá, y en España también trabajó con operadores y, siendo muy joven, trabajó además en restaurantes en ese mismo país.

Otro de los obstáculos que hubo que enfrentar en los comienzos, fue hacer que la gente cambiara las costumbres. Hay gente que se adapta fácil, pero –indica Gustavo- es más a la que le cuesta adaptarse. “Le cambias la rutina y ya lo afectas completamente de lo más ínfimo a lo más grande. Eso es terrible y sobre todo cuando son malos hábitos.” Pero lo importante es que se logre, que se vean las mejorías y eso los deja satisfechos. Así es como, generando este valor agregado, haciendo que la gente coma bien, a diferencia de lo que sucede en la ciudad de buenos aires, que el consumo está bajando, ellos están, gradualmente, subiéndolo.

En el barrio, aunque todavía queda mucho por hacer, opina Gustavo, hay mucho potencial. La Barrita forma parte de la Asociación de Comerciantes, Industriales, Profesionales y Amigos de Villa Ortúzar y Parque Chas (ACIPAVOPCH) con quienes trabajan codo a codo para mejorar lo que falta por hacer en el barrio. A Gustavo le gusta mirar para adelante, si lo hace en la dirección contraria, es solo para aprender de errores y tomar las cosas buenas. Por eso tomó tanto de su familia, de eso que él no sabe bien qué es: “hay una vocación, una dedicación, hay algo… no sé si genético, pero hay algo sanguíneo”, duda. Pero que definitivamente está. Su objetivo es seguir aprendiendo y que el que trabaja con él, también lo haga y realice el trabajo de la mejor manera posible: “Creo que lo que tenemos que aprender como sociedad, es a tirar todos para el mismo lado. Es muy difícil cambiar, pero si uno es un poco testarudo y apunta a ser mejor, que es lo que queremos nosotros, los resultados se van viendo”.

Agustina Carranza Guido y Spano
Similar Posts