Quedará limitado el ingreso al polígono conformado por las calles Carlos Pellegrini, Bernardo de Irigoyen, San Martín y Florida, y las avenidas Belgrano, Paseo Colón, La Rábida, Leandro N. Alem y Santa Fe.

Desde abril próximo, las restricciones para circular por el microcentro porteño se extenderán varias cuadras para cubrir también el macrocentro. Así, los automovilistas que quieran ingresar a esa zona deberán tramitar obleas especiales a través de Internet, informó la secretaría de Transporte de la Ciudad.

Para esta primera etapa, quedará limitado el ingreso entre las 11 y las 16 al polígono conformado por las calles Carlos Pellegrini, Bernardo de Irigoyen, San Martín y Florida, y las avenidas Belgrano, Paseo Colón, La Rábida, Leandro N. Alem y Santa Fe.

La medida cumple lo establecido por la ley 5786, “Área Ambiental Buenos Aires Centro“, sancionada por la Legislatura en diciembre de 2016, que dispuso restringir de forma gradual -en tres etapas, hasta abril de 2019- el tránsito en las zonas de Retiro, Casco Histórico y Tribunales para favorecer la movilidad peatonal.

Los residentes de esta nueva área de restricción podrán tramitar de forma gratuita una oblea de ingreso en una página web, que se habilitará exclusivamente hacia finales de febrero. También podrán obtenerla, aunque con costo, quienes tengan una cochera o alquilen una en esta zona por motivos de trabajo.

Para permitir la circulación de vehículos, las avenidas continuarán siendo de libre acceso para el tránsito general y el transporte público podrá circular por las áreas restringidas las 24 horas, de modo que se podrá ingresar libremente en colectivo, subte, taxi o remis.

“Es importante que los que viven en esta zona se queden tranquilos. No se les va a cobrar un centavo por ingresar con su auto, sólo van a tener que hacer un trámite muy simple para registrar su vehículo como residente”, explicaron autoridades del área de Transporte.

La segunda etapa del plan comenzará en octubre de este año, momento en el que se incorporará la zona de Tribunales (Av. Córdoba, Montevideo, Av de Mayo y Cerrito), en la que la restricción se mantendrá entre las 11 y las 16.

La tercera etapa del plan tendrá lugar en julio de 2019, cuando la restricción se extenderá en la misma zona, pero durante 9 horas, entre las 9 y las 18.

Una vez terminado, el plan llevará a 259 las cuadras con límites de circulación vehicular en el centro porteño. Según cálculos oficiales, la restricción significará la reducción de 2.300 toneladas de CO2 todos los años, lo que equivale a plantar 31.000 árboles que serían necesarios para contrarrestar una emisión semejante.

Son 2 millones los vecinos que se verán beneficiados con la ampliación de Microcentro Peatonal. Nuestro objetivo es lograr que la Ciudad sea un espacio pensado para las personas donde el transporte público sea la mejor alternativa”, dijo Juan José Méndez, secretario de Transporte porteño.

El cambio forma parte de la extensión del plan Microcentro Peatonal que, desde 2011, prohibió a vehículos particulares ingresar entre las 11 y las 16 al área comprendida entre las avenidas Córdoba, Leandro N. Alem, de Mayo y la calle Carlos Pellegrini.

Desde entonces se logró disminuir un 85% la cantidad de vehículos motorizados en esta parte de la Ciudad, con lo que mejoró la seguridad peatonal, las condiciones de contaminación acústica y de emisiones de gases.

El objetivo es replicar esta experiencia en el resto de las zonas, y que las 2 millones de personas que a diario se acercan a esta zona de la ciudad elijan hacerlo en transporte público y, una vez allí, tengan más espacio para moverse, sin tener que competir con los autos.

Para aclarar dudas, el gobierno porteño publicó en el Boletín Oficial el llamado a una reunión que convoca a vecinos y demás actores afectados por la medida, a acercarse para plantear inquietudes y reclamos.

En este grupo, las autoridades estiman que estará el de los estacionamientos privados, que ya mostraron su desconformidad por la medida. “Estamos muy preocupados”, dijo a esta agencia Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara de Garajes y Estacionamientos de Argentina, para quien la ley perjudica “un montón” a los estacionamientos de la zona. “Perdimos por dos votos una ley de veda que perjudica a más de 300 trabajadores de garajes, que no se van a poder recambiar de actividad”, lamentó Sánchez.

Leandro Marascio on Twitter
Leandro Marascio
Similar Posts