Desde este viernes, viajar en subte es un 67% más caro: cada viaje aumentó de $ 7,50 a $ 12,50. Mientras, el boleto del Premetro pasó de $ 2,50 a $ 4, lo que representa un 60% de aumento.

Publicidad

La posibilidad de aplicar el incremento se destrabó el miércoles, cuando la Cámara de la Justicia porteña revocó una cautelar que lo frenaba desde mayo. La medida había sido tomada por la jueza Patricia López Vergara, a raíz de un amparo presentado por los legisladores de izquierda Patricio del Corro y Myriam Bregman y el metrodelegado Claudio Dellecarbonara. El cuestionamiento de fondo era la legitimidad de la tarifa técnica fijada por Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) en $ 18. Esa cifra, que es la que se cobraría sin subsidio, surge de dividir los costos de explotación del servicio, que según Sbase son de $ 5.634,10 millones por año, por los 312,4 millones de pasajeros que pagan boleto.

Tras el fallo de la cámara, finalmente este viernes comenzó a regir el aumento a $ 12,50, que impacta en el bolsillo de las 1.300.000 personas que viajan a diario en el subte. El abono social será de $ 7 y el viaje será gratis para jubilados, pensionados, personas con discapacidad y chicos con boleto estudiantil. La tarifa no se modificaba desde octubre de 2016.

Con la nueva tarifa, continuarán los descuentos previstos para los viajeros frecuentes que pagan con tarjeta SUBE. De esta manera, el costo para quienes realicen hasta 20 viajes será de $ 12,50. A partir del 21 saldrá $ 10, desde el 31 será de $ 8,75 y, desde el número 41 en adelante, de $ 7,50. El Premetro sí seguirá teniendo una tarifa plana, que será la de $ 4. Estos beneficios se complementan con la Red Sube, que aplica descuentos del 50 % y del 75% cuando se combinan dos o más medios de transporte.

 

FUENTE: CLARIN.

Lic. Mariano Crescentini on Twitter
Lic. Mariano Crescentini
Similar Posts